Que no te falte un buen argumento

Lider

Un buen argumentario puede ser la clave del éxito de un portavoz. Estos representantes deben estar debidamente preparados para lograr convertir cada aparición en medios en una ocasión perfecta para posicionar adecuadamente a su empresa o institución. En estos casos es tan importante saber comunicar y hacerlo de la manera correcta como el mensaje que se va a transmitir.

No podemos obviar que las necesidades informativas entre las empresas u organizaciones y los medios de comunicación son recíprocas. Existe una necesidad mutua y las empresas, ya sean pequeñas o grandes, no pueden pasar por alto esta cuestión. Cuando la institución quiere dar a conocer a los diferentes públicos una situación de la empresa, un producto o servicio; o cuando se quiere mostrar la visión de la empresa sobre distintos aspectos ya sean corporativos o sociales necesita anunciar a través de los medios de comunicación su mensaje o argumentario.

Un buen portavoz no es aquel que responde preguntas de forma apropiada sino aquel capaz de colocar mensajes. Por ello, los especialistas en gestión de comunicación estratégica son las personas más adecuadas para orientar a las empresas en este sentido. Precisamente, los argumentarios son un conjunto de argumentos destinados principalmente a defender una opinión determinada. El argumentario tiene carácter estratégico y confidencial, y básicamente consiste en recopilar de manera sistemática los argumentos que interesa difundir a una empresa o institución.

“Un buen portavoz no es aquel que responde preguntas de forma apropiada sino aquel capaz de colocar mensajes”

argumentacion-comercial-300x180Los mensajes son muy importantes pero para una buena argumentación de los mismos se deben emplear razones que apoyen esas afirmaciones. Es aconsejable actualizar constantemente este manual y, sobre todo, que los portavoces lo lleven bien preparado antes de exponerse a los medios. Los políticos y directivos están bastante familiarizados con esta herramienta de comunicación, de ahí la destreza de algunos a la hora de contestar las preguntas de los periodistas. Se podría decir que, en estas situaciones, el argumentario se usa más para evadir asuntos delicados que para colocar mensajes propiamente dichos.

Todas las instituciones tienen que atender a los medios de comunicación en alguna ocasión. Es esencial que las empresas cuenten con la ayuda de profesionales en comunicación estratégica porque nadie mejor que ellos conoce el medio. Desarrollar mensajes y transmitirlos con éxito siempre será más fácil si tienes detrás a expertos en comunicación que entienden y conocen perfectamente los mass media.

Esta técnica, aunque desconocida para la mayoría, es imprescindible y son muchos los portavoces que “tiran de argumentario” para hacer llegar con éxito su mensaje a los medios de comunicación y a su público target.