Veo, veo… ¿Qué ves?

audiovisuales

“Una imagen vale más que mil palabras” es algo que se suele decir y, en la mayoría de los casos, es así. Una imagen nos aporta mucha información, a veces incluso más de la que puedas expresar con palabras. La imagen es nuestro escaparate, nos vende. Por eso hay que tener muy claro lo que queremos trasmitir y si con nuestra imagen lo estamos haciendo correctamente. En el mundo empresarial ocurre lo mismo.

¿Por qué tiene tanta importancia el producto audiovisual?

Hay muchos factores que hacen de lo audiovisual algo esencial. Una de sus cualidades más destacadas es el alcance que tiene para nuestros clientes. El material audiovisual supone casi el 80% de todo el contenido que se consume en la red. Ya no es que nosotros le demos importancia, los internautas se la dan y las empresas es algo que no pueden obviar.

La mayoría de las personas eligen el contenido audiovisual para informarse, principalmente, porque su formato es atractivo, rápido, fácil de usar… De hecho el video forma parte de nuestra vida con una normalidad asombrosa. Son muchos los que ante un momento especial, sorprendente o incluso cotidiano se hacen mano del móvil o lo que tengan para filmar ese momento y dejar constancia gráfica de ello. Lo cierto es que lo audiovisual forma parte de nuestro pan de cada día.

El Video Marketing se ha convertido en una tendencia al alza. Aparte de que son sencillos de consumir porque con darle al play ya lo tienes todo hecho, es que además son fáciles de compartir. Y cuando un video llega a la gente su ratio de expansión es imparable. De ahí su importancia para las empresas, porque el contenido audiovisual hace más atractivo el producto y ayuda a los consumidores a entenderlo, asimismo las conversaciones sobre el mismo aumentan.

La tecnología nos permite difundir los mensajes de una manera más llamativa e interesante. En este sentido, lo audiovisual adquiere una mayor importancia porque a través del audio y la imagen se consigue que el mensaje cale de manera más profunda en los usuarios favoreciendo el engagement. Sin ninguna duda, los consumidores recuerdan mucho mejor una marca después de haber visto vídeos de la misma.

Cuando un video capta la atención de los usuarios esto tiene una consecuencia directa que contribuye al SEO de nuestra empresa, es decir, aumenta el tiempo de permanencia de los usuarios en nuestra página lo que favorece nuestro posicionamiento web. Según Forrester Research, empresa independiente de investigación de mercados, lo audiovisual tiene 50 veces más posibilidades de aparecer en la primera página de Google que cualquier otro contenido. En concreto, un usuario puede pasar 5 minutos consumiendo vídeos en el site de una marca desde su tablet, dispositivo donde más se consumen, y tres minutos en smartphone. Como hemos comentado antes, una de las cualidades de lo audiovisual es que este tipo de contenido se comparte por lo que esto también beneficia al posicionamiento natural de nuestra empresa.

Lo audiovisual forma parte de nuestro tiempo, básicamente, porque es el contenido y el formato que le gusta a los usuarios y no debemos pasarlo por alto. Si quieres formar parte de esta revolución tecnológica, no lo dudes y ponte en manos de profesionales de la comunicación estratégica. Aquí estamos para sacar el mayor rendimiento a tus productos y, como siempre, dispuestos a construir tu éxito. ¿Te apuntas?